jueves, 31 de diciembre de 2015

Falta de voluntad

Estoy aquí, tranquilamente sentado escribiendo, mientras los Sres. Sánchez y Rajoy inician el enésimo capítulo de su eterna comedia denominada: "Y tú más". Francamente ni el uno ni el otro - ni los dos que no están pero que ya conocemos - me motivan lo más mínimo. Si, un poco de frescor pasajero puede que aporten estos últimos, pero acabarán siendo todos iguales ... si es que no lo son ya.

Si no fuera así, ¿puede decirme alguien como es posible que los problemas de España no encuentren nunca una solución? ¿que se eternicen durante generaciones sin que nadie, aparentemente, encuentre el motivo?

Yo tengo una teoría, muy sencillita: Nuestros políticos no tienen voluntad de hacerlo. O lo que es lo mismo, según Stephen Dolley: "El que quiere hacer algo conseguirá un medio, el que no, una excusa". Esa sí que es realmente la cuestión.

Para hacer algo, lo que sea, lo primero que tiene que haber es la voluntad de hacerlo, y entonces resulta posible encontrar las soluciones. Si existe voluntad de entendimiento, los idiomas no son un obstáculo. Si existe voluntad de ayudar, el tiempo y las circunstancias se ajustan a la necesidad. Si existe voluntad de solucionar un problema, se ponen los medios hasta que se consigue o se vuelve a intentar. Estoy hablando cuando las soluciones a los problemas dependen de uno mismo, naturalmente. Por ello afirmo que los políticos españoles no tienen la voluntad de arreglar nuestros endémicos problemas, o de lo contrario ya lo hubieran hecho hace años.

Y lo peor de todo es que no es tan solo un problema político, este posicionamiento, sumado a la falta absoluta de realismo, son los dos grandes males de nuestro país de quijotes. Nadie quiere ver la realidad y menos si no le favorece en absoluto. Ni empresas, ni organizaciones de ningún tipo, ni grandes, ni medianas o pequeñas. "Mire vuestra merced - respondió Sancho - que aquellos que allí se parecen no son gigantes, sino molinos de viento; y lo que en ello parecen brazos, son las aspas, que se mueven con el viento. Pero sus palabras no sirvieron de nada". ¿Les suena esto? Falta de realismo y falta de voluntad de razonar y dejar de ver lo que no es.

Recientemente asistí a una asamblea general donde los accionistas exigieron al consejo la modernización de las estructuras de la organización, así como su desburocratización. Pues bien, el consejo decidió inmediatamente que su órgano superior se equivocaba y que pasaba de él. ¿Por qué? Porque no tenía la menor voluntad de cambio. Ni sabían, ni querían hacerlo mejor.

Evidentemente en todos los países tienen problemas, pero desde luego, en ningún gran país occidental de nuestro entorno mantienen la misma problemática durante siglos, como es nuestro caso. Lean, lean Ustedes crónicas históricas o sociales de principios del siglo XIX y díganme si no estoy en lo cierto. Problemas educativos de analfabetismo y cierre de universidades; de salud pública que generaba recurrentes epidemias; de trabajo por su retraso latifundista; de vivienda por falta de ingresos de los más humildes. Problemas políticos entre conservadores y liberales que dieron lugar a tres guerras civiles carlistas; problemas de dependencia exterior de otras grandes potencias como Francia o Inglaterra, y problemas de alejamiento del sentido nacional de pertenencia con el problema cantonal o la independencia de las colonias americanas. ¿Son o no son los mismos problemas con lecturas ligeramente actualizadas?.

Les garantizo que ni la propia Francia, ni la Inglaterra actual, ni la Alemania de Merkel ... tienen los mismos problemas que tenían hace 200 años. Sus pueblos no lo permitirían, pero nosotros somos poco exigentes y votamos una y otra vez sin aprender de nuestros errores, practicando otra de las múltiples características que nos identifican colectivamente: el conservadurismo atávico del miedo a los cambios. 

Alguien tiene que decirlo: el único interés de nuestros políticos radica en garantizar los puestos bien remunerados para sí mismos y para los suyos, el resto no es prioritario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...